TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

Desde el Parlamento Europeo critican los efectos del TLC UE-Colombia

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 2789
Share Button

Por invitación del eurodiputado alemán Jürgen Klute y con la presencia del eurodiputado español Raul I Romeva y el eurodiputado inglés Richard Howitt, se realizó en el Parlamento Europeo un acto con el congresista colombiano del Polo Democrático Alternativo (PDA), Wilson Arias, denunciando que el TLC agrava la apropiación de la tierra por parte del capital extranjero y destruye las condiciones de vida de los campesinos.

En Colombia, a finales de agosto hasta hoy, miles de campesinos, estudiantes, indígenas y sindicalistas han estado participando en una de las mayores huelgas generales llevadas a cabo en años, para demandar cambios en las políticas de agricultura del país, el llamado "Paro Campesino". Una de las principales reivindicaciones que ha portado el movimiento social y los parlamentarios del PDA al Congreso es la renegociación de los acuerdos de libre comercio, como el firmado con la Unión Europea y que entró en vigor recientemente, a pesar de que aún debe ser ratificado por los parlamentos de los Estados Miembro. El movimiento llegó a forzar al gobierno colombiano a congelar la aplicación de una legislación controvertida sobre semillas que prohibía a los campesinos usar sus propias semillas y los obligaba a comprar semillas transgénicas (la aprobación de esta ley es consecuencia directa del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos por una cuestión de armonización normativa).

Las protestas fueron igualmente marcadas por una fuerte represión al movimiento social, causando la muerte de 12 protestantes, cientos de heridos y una gran indignación nacional. Los 16 ministros del gobierno ofrecieron su renuncia y el presidente J.M. Santos acabó nombrando a 5 nuevos ministros. Desde el Polo Democrático Alternativo (PDA) se ha acusado al gobierno de privar a los pequeños agricultores de sus tierras en beneficio de las empresas transnacionales y sus propios intereses. El parlamentario Wilson Arias y su bancada del PDA ya han organizado debates en el Congreso acusando nuevos y antiguos miembros del gobierno de acaparamiento de baldíos de la nación, destinados a campesinos sin tierra. "Es significativo que el gobierno de Juan Manuel Santos este tramitando una nueva ley para eliminar la Unidad Agrícola Familiar que restringe a la concentración de la propiedad de la tierra." agregó Wilson Arias.

El parlamentario colombiano se refirió a dos casos específicos de acaparamiento de tierras con complicidad estatal y que envuelven empresas europeas. El primero es el de la empresa Ítalo-Española Poligrow, quienes lograron comprar grandes extensiones de tierras  en Mapiripán,  lugar que se hizo conocer públicamente por haberse perpetrado allí una de las más terribles masacres que termino desplazando a su población. El segundo caso, es el del ingenio azucarero Riopaila, quienes lograron acaparar más de 42 000 hectáreas destinadas a familias campesinas sin tierra, creando empresas fachadas que pasan por el paraíso fiscal de Luxemburgo.

Wilson Arias del PDA, denunció igualmente que "la concentración y apropiación por parte de capital extranjero en tierras colombianas ha sido un plan diseñado por el Banco Mundial y seguido a pie de la letra por el gobierno de Santos, ya hemos conseguido la renuncia del embajador de Colombia en Estados Unidos, por su complicidad con los procesos de apropiación ilegal de tierras y seguiremos hasta que cambiemos el rumbo del país".

El eurodiputado alemán Jürgen Klute dijo que "El problema de la concentración de la tierra ha sido central en el conflicto social y armado en Colombia. Nos preocupa muchísimos que el capital financiero, entre los cuales fondos de pensiones y compañías europeas están actualmente acaparando tierra con fines especulativos y este mecanismo ilegal se blinde a través de la protección jurídica del TLC”.

Raül I Romeva, eurodiputado de ICV, participó en la conferencia  y defendió que "La ola neoliberal está afectando a Europa y consecuentemente sus relaciones con el resto del mundo, quitando la importancia y devolviéndole un simple simbolismo a la cooperación política y el respeto a los derechos humanos de los tratados de asociación, hecho que está provocando estas dramáticas situaciones." 

Richard Howitt, eurodiputado inglés y vice-presidente de "Justicia por Colombia", la ONG de derechos humanos creada por los sindicatos ingleses, manifestó sus preocupaciones por la amenazas de la cuales está siendo víctima el parlamentario Wilson Arias, líderes de la oposición y dirigentes sociales en Colombia.