TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

EL NEGOCIO DE TENER A CALI SIN AGUA

  • Última actualización en Miércoles, 22 Febrero 2017 01:56
  • Visitas: 282
Share Button



Doctor:
JUAN MANUEL SANTOS CALDERON
Presidente
República de Colombia.

Asunto: Cali con sed, agobiada por “gota gota” y la “re-centralización”

El lunes 13 de febrero de 2017, nuevamente el 70% de la población (red baja el acueducto) despertó sin agua a cuenta de los niveles de turbiedad y contaminación del rio Cauca. En octubre de 2015 se habló de “la tormenta perfecta”, cuando el verano en Cali no dejaba captar agua de los ríos Cañaveralejo y Meléndez en la red alta, pero tampoco podía conectar con la red baja: la lluvia arriba enturbiaba el Cauca.

El CONPES 3624/2009 sobre recuperación de la cuenca alta del Rio Cauca salió tarde y nunca se aplicó. El gobierno nacional no hizo nada para cumplirlo pero además asfixió a EMCALI para que no pudiera invertir. Eso durante los 13 años de intervención y después. Por eso cobra con mano dura la deuda injusta por la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), verdadero “gota gota” para EMCALI. En el 2016 los caleños pagamos 87 mil millones de pesos en interés y este año pagaremos 104 millones por el mismo concepto, en dos años 191 mil millones de pesos.

Su añejo pacto con las mafias regionales dan en que ahora se justifique un megaproyecto de cuestionados impactos económico y ambiental para “traernos agua”. Se frotan las manos por igual Dilian Francisca y Armitage, su antiguo GIP o como mañana se le llame, la Cámara de Comercio entera y el empresariado de manos blancas y no tan blancas. Ya empezarán a pujar por la APP que se proyecta.

Pero hay más para Cali. Hace una semana Acaldes y Gobernadores rechazaron la reducción de los valores de referencia de la gasolina para el cálculo de la sobretasa. En Cali esto implicará una reducción del 29% de este ingreso (20 mil millones de pesos menos) ya presupuestado para obras de infraestructura vial, sistema de trasporte masivo MIO y deuda pública del Municipio. Esto no significa que los usuarios pagarán menos por el consumo de gasolina, sino que estos recursos irán sin duda alguna a cubrir el déficit fiscal de la nación. Lo que sigue es que el Alcalde incremente los impuestos a una ciudadanía agobiada como la que más, según lo confiesa el Proyecto de Acuerdo sobre “Medidas Tributarias Temporales”: la clase media está reventada, los empresarios pequeños y medianos no se recuperan y los pobres no salen del sótano profundo. Lea el Proyecto.

Esta recentralización presupuestal y esa deuda injusta se destinan a enjugar el déficit fiscal de la nación. Pero además abre ocasión a que las roscas y mafias regionales conviertan los proyectos colectivos en los súper negocios que más renten. Por eso indolentes siguen a espaldas del rio Cauca, para propiciar otros nichos de mercado. Por eso no se aprovechó el corredor férreo –tal como lo reclamé desde el concejo hace 10 años, cuando lo aplazaban con su Autopista Bicentenario–, salvo para cuando los carteles de empresarios lo decidan, corredor verde incluido.

En mi condición de ciudadano exijo que cesen este tipo de medidas cuyo único objetivo es extraer recursos de los caleños, se derogue la resolución 41579 de 2016, se detenga el cobro de esta deuda injusta y se cumplan los compromisos de la nación con el Municipio en todos los órdenes, principalmente la recuperación del Río Cauca. Es lo mínimo que reclamamos los caleños, Ya!

Atentamente,

WILSON ARIAS CASTILLO
CC. 16.823.075