TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

¡Contra la operación tortuga que aqueja a la entidad! jornada nacional de protesta en el SENA. Martes 9 de marzo de 2011

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 3119
Share Button

La parálisis en que se encuentra el SENA en todo el país genera un alto grado de incertidumbre y desasosiego en la comunidad educativa. Con varias semanas de retraso y sin los instructores necesarios inició la programación académica en los Centros de Formación. En las oficinas aún no se han contratado los apoyos administrativos, retrasando los procesos y generando sobrecarga de trabajo en los funcionarios de planta.

Sin transporte, sin refrigerio, sin materiales de formación profesional, sin contratos de aprendizaje, sin elementos de seguridad industrial; en resumen, sin la materialización de los más elementales derechos establecidos en la Resolución No. 00655 de 2005 sobre bienestar al alumnado, los aprendices tímidamente han hecho presencia en los Centros de Formación. Como consecuencia de esta situación, la deserción no se ha hecho esperar, muchos estudiantes cansados de esperar a los instructores de contrato, asistiendo a clases de manera intermitente y esperando que se garanticen sus derechos, han decidido ocupar su tiempo en algo más productivo que perder el tiempo deambulando por los corredores de la Institución.

Los pocos instructores que se han contratado, son muestra de las viejas prácticas clientelistas y politiqueras de la anterior administración. Los profesionales con méritos no se tienen en cuenta, sino que se contrata a los recomendados por los caciques políticos regionales, las listas de contratistas se confeccionan en los directorios políticos más recalcitrantes; es decir, que las expectativas de que el SENA volviera por los causes de la meritocracia y la transparencia, que caracterizó a la Institución hace algunas décadas, y que algunos trabajadores albergaban con la llegada de un clérigo a la Dirección General, no se concretan, pese al correr de los días.

En un año electoral como éste, muchos Subdirectores de Centro no han renovado los contratos de los instructores que le han servido a la Entidad durante más de una década, sino que están contratando a sus copartidarios, sin tener en cuenta el perfil y los requisitos para ser instructor. De esta manera, se ha perdido la capacitación, la experiencia y todo el acervo técnico y pedagógico que eran prenda de garantía para que la Formación Profesional sea de calidad. Porque mientras la Dirección General se decide a exigirle al Gobierno Nacional el incremento de la planta de personal, a la Institución pareciera no quedarle otro camino que cumplir la misión y lograr las abultadas metas sin calidad con una nómina paralela, en contravía de toda la normatividad que lo prohíbe y condena.
Lo mismo sucede en las Direcciones Regionales, Subdirecciones de Centro y en la misma Dirección General, los directivos que llegaron en paracaídas desde los directorios políticos de los partidos uribistas, mediante la burla más descarada al principio meritocrático, siguen en la Institución sin que aún el Director General haya tomado cartas en el asunto, para limpiar a la Entidad de la politiquería, el clientelismo y la corrupción, que campea como lo hacía en la administración anterior. Lo más grave es que las más fundamentales decisiones de esta vigencia, están siendo tomadas por estas personas y nos dejarán amarrados para el resto del año.

Por otra parte, el padre Oscar Londoño, rezago de la administración autoritaria y prepotente de Darío Montoya, inexplicablemente ha ordenado que no se contrate personal médico para prestar los servicios de salud a los aprendices, desconociendo, como ha sido su costumbre, los derechos de los estudiantes, en contra de los principios que promulga la iglesia católica.

Tan grave como lo anterior, es lo relacionado con la contratación correspondiente a la prestación del Servicio Médico Asistencial, que pone en riesgo la salud y la vida de la familia de los funcionarios. Aunque la Secretaría General dice que el servicio se está prestando normalmente, la verdad es que hay Regionales donde solo se presta el servicio de urgencias y el trabajador tiene que comprar los medicamentos y solicitar el reembolso de su dinero. Aunque los problemas son diferentes en cada Regional, la conclusión es que el Servicio Médico Asistencial se encuentra en cuidados intensivos y por lo pronto no se vislumbra ninguna “cura”.

En materia educativa y pedagógica no se conocen decisiones que apunten a sacar a la entidad de la senda de marchitamiento impuesta por Darío Montoya, por el contrario continúan intactas políticas tales como la tercerización, la ampliación de cobertura, la formalización, la virtualización, construcción antitécnica de diseños curriculares, desnaturalización del rol de los instructores, recorte de la duración de los cursos, estimulo a las metas sin importar la calidad, precarización del proceso formativo, dependencia de los aplicativos tales como Sofía Plus, Blackboard o Moodle en el proceso de formación, imposición de los proyectos como única didáctica de formación, desestimulo al contrato de aprendizaje y desmonte de la necesaria práctica en los procesos de Formación Profesional.

Y aunque se hace énfasis en la importancia que se debe dar al talento humano, crece vertiginosamente la violación de los derechos de los funcionarios inscritos en carrera, el desconocimiento de las garantías de los provisionales y las indebidas presiones y acoso por parte de algunos directivos, lo que tiene en estado crítico el clima organizacional. Se empiezan a diluir los avances que se habían logrado en materia de Salud Ocupacional y el bienestar de los trabajadores no se logra concretar.

Aunque los trabajadores y estudiantes, esperamos que con la llegada de la nueva dirección se produzcan cambios favorables para la entidad, no podemos dejar que una simple expectativa nos desmovilice, mientras vemos como se sigue marchitando nuestra entidad, sin que tan siquiera se responda uno de nuestros comunicados y solicitudes, ya que hemos divulgado varios escritos en donde alertamos sobre la anarquía reinante en la Institución, por ello demandamos de manera inmediata la intervención del nuevo Director General del SENA, Padre Camilo Bernal Hadad, a fin de que se adopten medidas urgentes que conduzcan a la solución de este caos y que saquen del letargo a la Entidad.

Contra la operación tortuga implementada por la nueva dirección.

Contra los lineamientos del plan operativo 2011, que imponen la virtualización del 100% de la ejecución de algunos programas de formación de larga duración.

Contra la pérdida de la gratuidad en los cursos del SENA.

Contra la corrupción, clientelismo y politiquería que afecta al SENA.

Por la estabilidad laboral de miles de funcionarios provisionales.

Por la defensa y materialización de los derechos y garantías de los trabajadores de carrera.

Contra la explotación de los contratistas.

Por la ampliación de la planta de personal y la defensa de los derechos de trabajadores y estudiantes del SENA.

 

9º de MARZO 
JORNADA NACIONAL DE PROTESTA EN EL SENA 
INTERGREMIAL NACIONAL POR LA DEFENSA DEL SENA 
SINDESENA – SINTRASENA - COES