TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

¡No Estamos Desinformando, No Somos Vándalos, Pedimos ser Escuchados y que nos Respeten el Derecho a Protestar!

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 2029
Share Button

Mientras a los caleños y al resto del país le venden la imagen de una ciudad moderna, desarrollada y preparada para la Cumbre Alianza del Pacifico, que brindará oportunidades de negocio por doquier,  a los estudiantes se les prohíbe ejercer su derecho a manifestarse y movilizarse pública y pacíficamente, tal y como lo consagra la constitución política del país.    Por decreto de la Alcaldía municipal de Cali, durante dos días (22 y 23 de mayo) ningún caleño podrá expresarse libremente y mucho menos protestar, so pena de ser víctima de los desafueros de la fuerza pública.   

¿Cuáles son esas razones tan justificables para que no se pueda hacer ningún acto de manifestación en la ciudad? , ¡Que hasta la Universidad del Valle, sede Meléndez,  fuera cerrada!;  ¿Qué paso con las demás universidades?; Que no se pueda transitar libremente por determinadas áreas de la ciudad, Que se haya prohibido movilizarse en moto con parrillero, y que se observe en la ciudad un alto despliegue de fuerza pública?.  Pues necesitan que los ilustres visitantes de la Cumbre se lleven la imagen de una ciudad paraíso, sin problemas, sin mendigos, sin niños en los semáforos, sin habitantes de la calle, toda una ciudad aséptica socialmente.

Y en esa falsa imagen, los estudiantes del SENA, que vienen realizando desde hace tres semanas una justa y legítima protesta, reclamando el cumplimiento de los acuerdos sobre calidad de la formación, insumos de formación, condiciones de bienestar estudiantil y en general la asignación del presupuesto que garantice el funcionamiento normal de sus centros de formación, son entonces estigmatizados como vándalos y tratados como lo peor de la sociedad, tanto por los amarillistas medios de comunicación, que le son funcionales solamente a los sectores que les pautan en sus negocios, como por la propia Directora General, Gina Parody, que sin conocer el SENA y acabando apenas de aterrizar a la entidad, se cree con la suficiente autoridad moral para descalificar a toda la comunidad educativa, y en lugar de atender en forma debida las reclamaciones en cuestión, decide sumarse a los medios de comunicación en su labor de desinformación y estigmatización.  Tenemos entonces al capitán del equipo jugándole al equipo contrario.

Claro que entendiendo la procedencia de dicha funcionaria, podríamos explicarnos su comportamiento, si ve a los estudiantes del SENA como vándalos, gamines y violentos es porque desconoce el papel que hemos jugado por años defendiendo la institución y procurando que siga manteniéndose para el servicio de los jóvenes de nuevas generaciones, las mismas que repondrán la mano de obra que va renovándose en el aparato productivo.  Entendemos que no conozca esta historia, porque seguramente ella o su familia nunca han estudiado en los establecimientos públicos del país, o porque sus apellidos y linaje le permiten acceder a cualquier establecimiento privado en el país o fuera de él, pero para quienes el SENA se convierte en nuestra única oportunidad de formación y posterior vinculación laboral, garantizar procesos de formación de calidad resulta de vital trascendencia e importancia.

Si dejara tanta arrogancia y nos escuchara, reconociéndonos como la columna vertebral de la entidad, a lo mejor se daría cuenta que es verdad que faltan materiales de formación, que es verdad que faltan herramientas y equipos en las aulas, que es verdad que faltan instructores, que de verdad se necesita que amplíen suficientemente la planta personal, que la infraestructura de los centros de formación están en deterioro, que los talleres están en mal estado, que falta aulas de formación, que la formación en sedes alternas es inadecuada, que la formación a través de terceros es de pésima calidad, y que no somos los delincuentes que cree, que tenemos nuestras propias cabezas y tenemos también la capacidad de análisis que nos permite caracterizar nuestra problemática y comportarnos de manera crítica y pensante. ¡Venga y confírmelo!

En todos los centros de formación de la Regional Valle hay serios problemas, como de seguro en los demás centros del resto de regionales. ¿Directora cuándo atenderá  las reclamaciones de los estudiantes y trabajadores? Lo que hoy demanda el movimiento estudiantil requiere de su inmediata atención, pues aquí no estamos tratando un “problemilla” menor, estamos hablando es del futuro de los trabajadores colombianos, futuro que se forja como lo dice el propio himno del SENA, en las aulas-taller de formación. 

Si revisara la historia cercana, muy seguramente se daría cuenta que  fue a través de toda una campaña de mentiras,  calumnias y desinformación como Uribe Vélez nos quitó el carácter laboral del contrato de aprendizaje, nos recortó los programas de formación,  nos indujo a ofertar programas propios de la educación superior sin contar con los necesarios registros calificados, nos quitó como futuros trabajadores, el sistema público de salud,  Santos nos quitó las rentas parafiscales que se constituían en el sistema seguro de financiación de los programas de formación profesional gratuita, pero también dejó en la misma incertidumbre presupuestal la atención de los niños de este país, intenta desmejorar  la educación superior pública y ahora convierte al SENA en la caja menor que le soluciona todos sus programas asistencialistas y de focalización extrema.  ¿Quién miente a quien entonces?.

Y con todo esos antecedentes de despojos pretenden silenciarnos y que renunciemos hasta al derecho ciudadano de manifestarnos y protestar, cosa que no haremos, aún a riesgo de que nos traten como marionetas o nos sigan estigmatizando como vándalos, si defender el derecho a una educación pública de calidad es ser vándalo, pues bienvenido el calificativo, seguiremos haciendo historia para las próximas generaciones, seguiremos denunciando las extralimitaciones de la fuerza pública y la indiferencia de las directivas del SENA, seguiremos cantándole a la vida y seguiremos reclamando una educación de calidad que nos permita llegar luego a un trabajo digno.

Seguiremos emulando a aquellos jóvenes que en el planeta entero se están indignando por los problemas similares que hoy tenemos en el SENA, o los que en nuestro país derrotaron la reciente reforma de la educación superior, nos sumaremos a todos los grupos sociales y sindicales que compartan nuestros sueños por una sociedad más justa y equitativa, donde los derechos no sólo sean para los más pobres de los pobres, donde se nos reconozca como personas libre pensadoras, donde no se nos estigmatice porque ejercemos nuestros derechos ciudadanos.  

Que nuestras pacíficas movilizaciones y necesarias acciones de expresión dejen de ser motivo de desinformación tanto de la Directora General del SENA como de los sensacionalistas medios de comunicación que sólo le dan micrófono a quienes les pautan, sólo cubren las noticias cuando el Esmad atropella a indefensos estudiantes, flaco favor le hacen a la sociedad abandonando sus principios de veracidad y objetividad. ¿Por qué no investigan primero las causas de las manifestaciones o por qué sólo buscan la versión de una de las partes y la dan por cierta?.

 

 
¡SEGUIREMOS MOVILIZÁNDONOS PACÍFICAMENTE!

 

COMITÉ DE ESTUDIANTES Y EGRESADOS DEL SENA- COES.
Santiago de Cali 22 de mayo 2013.