TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

Se radica proyecto de reforma constitucional para impedir la extranjerización de la tierra en COLOMBIA

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 1961
Share Button

El Polo Democrático Alternativo radicó Proyecto de Acto Legislativo para impedir que inversionistas foráneos compren tierras en grandes extensiones en territorio colombiano. El proyecto de reforma constitucional también fue apoyado por los representantes a la Cámara por el Partido Verde, Ángela María Robledo y Carlos Andrés Amaya.


El proyecto radicado el pasado martes 11 de septiembre, adiciona un artículo a la Constitución Política de 1991, en el cual se limita la propiedad de tierra en Colombia a personas extranjeras en un tamaño inferior a una Unidad Agrícola Familiar (UAF); medida de área que es la unidad básica para la titulación de tierras baldías y procesos de reforma agraria, mediante la cual una familia puede vivir dignamente y obtener un excedente en la formación de su patrimonio.


De igual manera, el proyecto dispone que las tierras baldías sólo podrán ser adjudicadas y entregadas en usufructo a colombianos por nacimiento. Firmas extranjeras o empresas nacionales que actúen a nombre de éstas, no podrán comprar o usufructuar bajo ninguna modalidad éstos terrenos que son propiedad de la Nación colombiana.


Dos elementos del contexto actual en relación con la tierra, sustentan la pertinencia de esta intención de reforma constitucional.


En primer lugar, ha sido suficientemente documentado en los últimos años por organizaciones nacionales, internacionales, parlamentarios como el representante a la Cámara Wilson Arias Castillo, e incluso por organismos multilaterales como el Banco Mundial, acerca de la fiebre por la tierra a nivel mundial. Compañías multinacionales forestales, agropecuarias, el sector financiero y otros países (como China y algunos del Golfo Pérsico, por ejemplo), se disputan negocios productivos y de especulación con la tierra a nivel mundial. Este fenómeno que se ha denominado acaparamiento masivo de tierras (o Land grabbing), es sin duda un reto para la soberanía y el abastecimiento de alimentos de los países en vías de desarrollo en momentos de crisis económica como los actuales.


En segundo lugar, esta disposición atenuaría la tendencia a la mayor concentración de la propiedad de la tierra en Colombia, que en la actualidad es de las más elevadas del planeta. A 2011, el  índice Gini de concentración de la tierra alcanzó el valor escandaloso de 0,87 (en una escala de 0 a 1), lo cual es un indicador de la grave situación en materia de inequidad en la tenencia y limitado acceso a la propiedad de la tierra.


El trámite legislativo de éste proyecto tomará alrededor de un año de convertirse en reforma constitucional, y representa un trabajo sucesivo del Polo Democrático Alternativo con el apoyo, y en coordinación con organizaciones sociales y campesinas en la defensa por el derecho de los trabajadores agrarios y campesinos a acceder de manera progresiva a la propiedad de la tierra rural.


Por último, la radicación de este Proyecto de Acto Legislativo se articula con la decisión de la Corte Constitucional que hace pocos días, y en respuesta a una demanda por inconstitucionalidad presentada por los congresistas Jorge Robledo y Wilson Arias, decidió declarar inexequibles tres artículos del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 que reformaban el régimen de Unidad Agrícola Familiar (UAF), con el fin de adjudicar o entregar en usufructo (arrendamientos de largo plazo) las tierras baldías a empresas nacionales y extranjeras especializadas del sector agropecuario y forestal.


Anexos:

Oficina de Prensa
Wilson Neber Arias Castillo
Representante a la Cámara por el Departamento del Valle del Cauca
Polo Democrático Alternativo