TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

Carta abierta a los trabajadores del SENA

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 2586
Share Button
En los 40 años de SINDESENA, le presentamos nuestro reconocimiento por su importante aporte al movimiento sindical colombiano y a la defensa del SENA.

Se cumplen cuarenta años del Sindicato de Empleados Públicos del SENA, SINDESENA, y con tal motivo le saludamos y reconocemos la importante labor que como Sindicato ha realizado en defensa de los trabajadores y del SENA, así como sus destacadas contribuciones a la lucha política de los trabajadores colombianos.

Una de sus más bellas gestas ha sido escrita con la derogatoria del decreto que privatizaba al SENA: en diciembre de 1992 el gobierno de César Gaviria produjo varios decretos que privatizaban decenas de empresas del Estado. Con gran acierto SINDESENA adelantó una exitosa lucha que vinculó estrechamente a sus afiliados y estudiantes del SENA con el país, en franca resistencia civil que dio en la derogatoria del privatizador decreto y en la expedición de la Ley de Iniciativa popular 119/94, que aún rige a esa entidad.

Y es que ésta ha sido de las organizaciones sindicales que más esfuerzos ha dedicado a desarrollar una unidad seria, de acción y programática, con los usuarios, en defensa de dicha entidad pública. El apoyo permanente y sistemático a la organización de sus usuarios directos, la contribución práctica a la construcción del Comité de Estudiantes y Egresados del SENA, ha sido importante acierto estratégico en la salvaguarda de la entidad, que ha allegado a los otros estamentos y organizaciones. Pero dicha unidad interna, como lo hemos dicho, supo convocar a la sociedad y tomar distancia del economicismo elevando reivindicaciones unitarias para sus estudiantes, y con el movimiento social en varias regiones, acercando desde el diálogo permanente con la sociedad a los ciudadanos en la preservación del SENA, el patrimonio público y la lucha por la democracia en Colombia.

En los últimos años, SINDESENA supo sortear severos embates. Durante el gobierno de Uribe asistimos a sistemáticos ataques contra el SENA y su Institucionalidad, pero también contra la democracia en el país, en los cuales vimos que la dirección sindical y sus bases supieron orientarse. Así, el primer proyecto de presupuesto presentado por Uribe Vélez en el 2002 reducía el del SENA en más de un 30%, condenándolo a muerte. La movilización de estudiantes y trabajadores lo recuperó parcialmente, pero sobre todo forzó trascendentales pronunciamientos de la Procuraduría en defensa de sus rentas parafiscales, con lo cual el SENA, a la postre, vino a multiplicar su presupuesto. Se inauguraban así ocho años de aguda confrontación, que pasaron por la virtual suspensión de las garantías sindicales, persecución y señalamientos temerarios que rayaron en la criminalidad. SINDESENA dio entonces lecciones en el difícil arte de la resistencia, que ejemplificamos en la reciente negociación de su justo pliego de peticiones.

El actual período también se anuncia complejo. La desnaturalización del SENA y del contrato de aprendizaje, la mal llamada “articulación” con la educación media técnica, las “nuevas funciones” a la entidad, constituyen grandes desafíos. SINDESENA debe desnudar tal política de Juan Manuel Santos y el servicio que le prestan quienes en nombre del sindicalismo patronal les secundan. La posible aprobación del TLC, el Plan Nacional de Desarrollo, la propuesta de Sostenibilidad Fiscal, la Ley de Primer Empleo, las facultades extraordinarias del presidente, la reforma a la educación superior, entre otras, dan cuenta de la alerta que aquí les extendemos.

Pero sobre todo, SINDESENA debe mantener el signo de su empeño democrático y de la generosa convocatoria que durante tantos años ha desplegado, para contribuir al país entero desde ese bastión festivo y popular que ha sabido construir con sus aliados naturales, los estudiantes.

Expreso mi profundo respeto y admiración por los trabajadores del SENA y sus organizaciones sindicales, especialmente a SINDESENA que hoy está de plácemes por sus 40 años de existencia en defensa de los trabajadores y el SENA. Lo hago como congresista y como amigo de quienes me acogieron como compañero de trabajo y de actividad sindical durante casi 20 años. Con ustedes compartí inolvidables momentos que constituyen una parte muy significativa e importante de mi vida.

Felicitaciones a SINDESENA, organización sindical a la que me debo y de la que todavía siento que hago parte, a sus Dirigentes, a sus afiliados y a sus funcionarios. A todos les reitero que esta Curul que con tanto esfuerzo conquistamos, se encuentra al servicio de la defensa del SENA.

De ustedes, con sentimientos de consideración y aprecio,




Wilson Arias Castillo
Representante a la Cámara
Vocero Bancada Polo Democrático Alternativo