TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

La capitulación de Jorge Enrique Almario

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 2912
Share Button

La adhesión de Jorge Enrique Almario a la campaña de Susana Correa no constituye un “error”. Ambas partes asisten a una deshonrosa avenencia. La candidata Susana Correa, en una estrategia de cooptación auspiciada por el régimen, que obtiene sus mayores réditos por estos días y para la cual cuenta con pródigas chequeras. Y Almario en su capitulación, porque conoce de sobra la historia política de quien hoy apoya y aún así traiciona inclusive sus afirmaciones más recientes en defensa del patrimonio público, expresadas como periodista, como integrante del “Ecosocialismo” y del Polo o miembro de una de sus UTL, y más todavía, como asistente a las mesas de defensa de EMCALI.

 

Como militante de izquierda y congresista en el Valle del Cauca rechazo sin ambigüedades ni dilaciones dicho proceder. Sea la ocasión para demandar de los nuevos alfiles del establecimiento, que saquen las manos del Polo Democrático Alternativo en la región. Especial llamado a Angelino Garzón y a Jorge Iván Ospina: no intenten componer nuestras listas y candidaturas.  Ustedes pertenecen a otras denominaciones, algunas de ellas hoy cómodamente instaladas en el alto gobierno.

 

Invito a los afiliados a permanecer vigilantes frente a la estrategia de cooptación de la Unidad Nacional en distintos ámbitos y espacios, y los llamo a cerrar filas en defensa del Polo Democrático Alternativo, de cara a las próximas elecciones.

 

 

 

Santiago de Cali, junio 25 de 2011

 

 

WILSON ARIAS CASTILLO

Representante a la Cámara

Polo Democrático Alternativo

 

***

DECIR QUE NO


Ya lo sabemos
es difícil
decir que no
decir no quiero

ver que el dinero forma un cerco
alrededor de tu esperanza
sentir que otros
los peores
entran a saco por tu sueño

ya lo sabemos
es difícil
decir que no
decir no quiero

no obstante
cómo desalienta
verte bajar tu esperanza
saberte lejos de ti mismo

oírte
primero despacito
decir que sí
decir sí quiero
comunicarlo luego al mundo
con un orgullo enajenado

y ver que un día
pobre diablo
ya para siempre pordiosero
poquito a poco
abres la mano

y nunca más
puedes cerrarla.

Mario Benedetti