TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

Unidad Nacional para Profundizar el Modelo

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 1837
Share Button

Unidad Nacional...la pretensión es profundizar el modelo, no en un ambiente de polarización, si no en un ambiente de consenso, de Unidad Nacional...

La presentación al Congreso por parte del gobierno de varios proyectos que a nuestro juicio tienen carácter estructural – de gran envergadura o proyectos “gruesos” dirían otros, y que por lo tanto, representan para la izquierda en general y, para la bancada del Polo en particular, un desafío político a enfrentar – confirma los primeros atisbos de caracterización que del futuro gobierno de Santos dábamos en las postrimerías de la campaña “Wilson Arias a la Cámara”: que con respecto al Uribismo, el de Santos seria un gobierno continuista en el contenido pero no en su forma.

Y esto lo resaltábamos, no para hacernos ilusiones –que ya, lastimosamente, aparecieron en algunos sectores de nuestro partido, el PDA, que llaman a colaborar con este nuevo gobierno, pues a su juicio hay un “nuevo clima político en el país” o que soportan análisis optimistas en el sentido de que terminó la horrible noche– sino para apartarnos de algunos análisis que no ven cambio alguno, y solo ven en Santos el uribismo en cuerpo ajeno. Lo dicho anteriormente es para llamar la atención de que en política.. el estilo cuenta, y mas si hablamos del estilo de los gobernantes, pues tanto para ellos, como para sus adversarios, posibilita o dificulta consensos o alianzas, además de marcar acentos y énfasis.


La anterior reflexión nos obliga a ser creativos para enfrentar las medidas que se vienen, pues vamos a tener al frente un gobierno con un discurso renovado, que mediáticamente se nos quiere presentar de democrático, reformista y de cambio.
Sin adentrarnos en un análisis detallado de los Proyectos de Ley hasta ahora radicados por el gobierno de Santos –labor que desde luego, haremos desde esta curul a cada uno de los Proyectos por separado–, las primeras aproximaciones a estos nos permiten reafirmar el contenido continuista de profundización del modelo como se dijo en el inicio.


Empecemos pues, con el proyecto de sostenibilidad fiscal, que aunque fue presentado por el Ministro de Hacienda anterior, Oscar Iván Zuluaga, todo indica que el gobierno lo defenderá como suyo. Este proyecto pretende constitucionalizar la estabilidad macroeconómica como un derecho. Dicho en otras palabras, que ante una eventual crisis económica, se priorice “la estabilidad de los negocios” por encima de los derechos fundamentales. Esto contrario a la esencia misma del Estado social de Derecho, que en teoría, está diseñado para tutelar estos derechos de las dinámicas violentadoras de la economía y, constituye, dicho sea de paso, en un verdadero, pero solapado golpe de Estado Constitucional a lo que de él queda. Ya me imagino a los defensores del negocio de la salud invocando el “derecho a la estabilidad macroeconómica” ante los requerimientos presupuestales de la ciudadanía para el desfinanciado sector de la salud, por citar solo un ejemplo.


Si el proyecto de sostenibilidad fiscal garantiza constitucionalmente las finanzas y los negocios como derecho fundamental, su hermana, la regla fiscal, garantiza el pago de la deuda.


En cuanto al empleo, se insiste, con el Proyecto de Ley de Primer Empleo, en la vieja y fracasada fórmula de incentivar el empresariado quitándole cargas a la nómina. En este proyecto los damnificados son los parafiscales, a cambio de un empleo que globalmente nunca aparece. Ya varios economistas advierten que se configuraría la tendencia del empresariado a reemplazar mano de obra “vieja” por la barata y dócil mano de obra juvenil.


Sigamos en este cuadro de continuismo con lo que mas entusiasmo ha causado: la Ley de Restitución de Tierras y su complementaria, la Ley de Víctimas, que con la necesaria, justa, pero insuficiente restitución y titulación de tierras, obedece, no a propósitos altruistas o de justicia social, si no a los propósitos del Banco Mundial de garantizar un mercado de compra - venta de tierras, propicio para la concentración de tierras en inversionistas nacionales y/o extranjeros que van detrás de los agro negocios exportadores, los proyectos mineros, de hidrocarburos y de agro combustibles. Tanto la eliminación de las UAF, como la aclaración sobre los derechos de propiedad, que darán la “confianza inversionista” de que a futuro las tierras compradas no tengan líos jurídicos o sospechas de propiedad espuria que justifiquen expropiaciones, van en la vía señalada del Banco Mundial.


Y para cerrar la cuadratura del círculo, se nos dice que el espíritu de la Ley de Regalías es que en época de “vacas gordas” (la promocionada bonanza minera) ahorremos para la época de “vacas flacas”. En definitiva se está respondiendo a la pregunta ¿y al pueblo cuando le toca?


Con todo esto, y sin incursionar en el análisis del gabinete santista, que con seguridad nos darían mas elementos de juicio para afirmar todo lo aquí dicho, mas la reforma a la justicia, la reforma política, la reforma a la salud, todas por radicar, pero con anuncios de sus posibles contenidos, no queda duda que la pretensión es profundizar el modelo, no en un ambiente de polarización, si no en un ambiente de consenso, de Unidad Nacional.

Artículo publicado en nuestro Boletín sobre la acción política en el Congreso de la Republica: EL MURAL