TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

El mundo mágico de los “Padrinos”, la simulación y creación de fantásticas historias

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 2239
Share Button

Para ocultar la cruda privatización del SENA

Cada día del conflicto laboral y académico que pasa sin atención por parte de la Directora General y Directivos regionales, ha sido una oportunidad para comprobar las maniobras de la Directora General y sus Asesores.  En días pasados conocimos la grabación de una conversación telefónica que realizara el Secretario Privado de Gina Parody, señor William Mendieta, a uno de los aprendices del SENA Nariño, en el que lo instruía sobre cómo romper la asamblea permanente a cambio de prebendas, advirtiéndole eso sí, que todo ello pareciera como si fuera de su propia iniciativa, denuncia que divulgamos ampliamente.

En igual sentido, pero ya de manera escrita a través de correo electrónico, el Subdirector de Centro Agroturístico de la Regional Santander, señor Wilman Amaya León, donde curiosamente no se ha dado la declaración de asamblea permanente, da instrucciones detalladas de cómo recolectar firmas contra la asamblea permanente, orientando que cada Instructor recoja las de sus grupos de estudiantes y se las entregue a dos coordinadores y esos mismos coordinadores harán lo propio con los contratistas.

Y ya para el día 14 de junio, es la Asesora de la dirección regional de Medellín, señora Erika Pineda Hoyos, la que a través de correo electrónico afirma que “por instrucción del director, para la reunión de Gina el lunes, cada centro debe traer una pancarta hecha a mano por los aprendices manifestándole los agradecimientos a Gina, que se vea como una iniciativa de los aprendices”

Y es con todos estos montajes y auto agradecimientos como Gina Parody responde a las legítimas reclamaciones por calidad de la formación profesional, por asignación plena de presupuesto para los centros de formación, por mayores  tiempos en  los programas de formación, los rubros presupuestales sin cuadrar que continúan en absoluta incertidumbre, por el oportuno pago de la planta de trabajadores contratistas, por el excesivo centralismo en Digeneral, por el trámite de ampliación de planta de personal, por condiciones dignas para los trabajadores contratistas, por mejores condiciones de bienestar estudiantil y por la calidad de los procesos formativos, reclamaciones éstas que sumadas lo que indican es un puntillazo final para terminar con el SENA. 

Hemos conocido también la “juvenil estrategia” de administrar a punta de “padrinos”, en la que sus asesores y directivos cercanos son denominados como padrinos de los centros y sería a través de ellos que se produciría la mágica solución a todos los problemas que derivaron en declaratoria de asamblea permanente.  Serán como aquellas encantadoras hadas madrinas de los cuentos infantiles, con diminutos vestidos y delicadas alitas, revoloteando coquetamente con sus varitas mágicas harán realidad todos los sueños de sus protegidos, y así todos felices, comiendo perdices…

¿De dónde provienen los padrinos?. Necesitamos pues referirnos entonces a una persona que presenta a otra que recibe algún sacramento u honor, o que protege o favorece a otro en el mundo laboral o profesional y que realiza funciones de bienhechor.  En la política, el padrino surge con la necesidad de identificarse con una figura que goce de reconocimiento  o que tenga amplias capacidades que le garanticen al ahijado los beneficios de la alianza, como puestos burocráticos, contratos y acceso a servicios sociales del Estado.   La tradición clientelista que tiene el país hace creer que para surgir es necesario tener siempre un padrino.  Ese es el fantástico mensaje que hoy se les vende a nuestros aprendices y comunidad educativa en general del SENA. 

Pareciera que estamos haciendo transito en el relacionamiento obrero patronal de la demagógica inspiración “sin privilegios y sin intermediarios” que se afirmó apuntaba a lograr mayor transparencia en los procesos, a la de los “padrinos”, que por el uso que los políticos le han dado a dicha estrategia, genera enormes dudas, especialmente porque Gina Parody no cuenta sino con experiencia parlamentaria en su trayectoria laboral.  ¿Será que en pocos días tendremos que soportar la rapiña de los padrinos por hacerse a sus potenciales caudales electorales en cada uno de los centros de formación?, ¿será que en adelante tendremos Directores Regionales y Subdirectores de centro que solamente le copien al cien por ciento a sus juveniles padrinos políticos?, ¿Esa consabida rapiña politiquera que denuncian los trabajadores de los municipios y que ha forzado la aparición de múltiples organizaciones sindicales, es lo que nos están implantando en el SENA?.  Creemos que el SENA se merece una mejor suerte, no sólo por la misión que le corresponde realizar como Estado, sino porque es el fruto del histórico pacto social que en la década de los cincuenta le heredó a toda la clase trabajadora.  Debe ser dirigida con alto sentido de profesionalidad, pero sobre todo gerenciarse con probada experiencia ejecutiva.

Nos oponemos a que el SENA se reduzca a padrinazgos hoy de Gina Parody, mañana quien sabe de qué tipo de pelambre; la historia de nuestro país está llena de los descalabros y desvíos de recursos públicos para fines distintos para las que fueron creadas muchas de las organizaciones públicas, infortunadamente muchas de ellas ya desaparecidas por cuenta de la corrupción y el clientelismo que pretende imponerse en la entidad más querida por los colombianos.   

Santiago de Cali, junio 17 de 2013
INTERGREMIAL POR LA DEFENSA DEL SENA
SINDESENA – SINTRASENA VALLE - COES