TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

Boletín de prensa del 30 de junio de 2015 Santiago de Cali..

  • Última actualización en Miércoles, 14 Octubre 2015 12:38
  • Visitas: 1691
Share Button

  • Hubo engaños y omisión en los negocios del cable submarino, la verdadera causa de la última crisis de Emcali
  • Reveladores documentos demuestran inconsistencias en las supuestas ventajas del negocio e inminentes pérdidas millonarias para Emcali y la ciudad.
  • Junta Directiva habría sido mal informada sobre la conveniencia del proyecto por parte del exgerente de Emcali Oscar Pardo y el alcalde Rodrigo Guerrero.

El candidato a la Alcaldía de Cali, Wilson Arias, dio a conocer reveladores documentos que demuestran que en el año 2013, el entonces gerente de Emcali, Oscar Pardo, nombrado por el alcalde Rodrigo Guerrero, le mintió a la Junta Directiva de la entidad y que en el 2014 omitió información sobre los riesgos e inconveniencia de la alianza público privada con la multinacional LEVEL 3 para el uso del cable submarino de datos. Como consecuencia de ello, hoy la empresa está en un grave riesgo de asumir un negocio que sólo le dejará pérdidas y que es cuestionado tanto por un miembro de la Junta Directiva como por el gerente saliente Germán Marín.

Este negocio comenzó a fraguarse por el alcalde Rodrigo Guerrero, a través de Pardo, una vez la Administración Municipal retomó el control de la entidad, y la llegada de Javier Pachón pretende asegurar su continuidad.

“Como ciudadano me he dado a la tarea de investigar a fondo lo que sucede en esta nueva crisis de Emcali y he podido constatar que la principal causa que de la renuncia de Marín Zafra son las irregularidades en el contrato para el uso del cable submarino con la empresa LEVEL 3 que rayan en lo absurdo pues las condiciones benefician claramente a esa multinacional en detrimento de los intereses de Emcali, dejándola al borde de una millonaria pérdida económica que, como advierte Marín Zafra, justificaría su liquidación, asunto que parece interesar al gran capital”, indicó Arias.

Reveladores documentos presentados por el señor Carlos Alberto Caicedo Douat, miembro de la Junta Directiva, en una dura carta dirigida a Marín Zafra el 21 de junio de 2015, dos días antes de su renuncia, exponen que la negociación que se firmó con LEVEL 3 no es la misma que se le presentó a la Junta en diciembre de 2013 por parte del alcalde Rodrigo Guerrero y el entonces gerente Óscar Pardo.

“Cuando se le presenta a la Junta Directiva el proyecto del cable submarino se expone que habría un convenio de exclusividad para Emcali, lo que colocaba a la empresa en una situación privilegiada al ser la única que podría ofrecer acceso único al cable que llega a Colombia por el Pacífico. La carta de Caicedo expone su frustración porque no hay tal exclusividad y porque la propia LEVEL 3 le competirá a Emcali vendiendo los mismos servicios a otros operadores pues la “Exclusividad” que se le expuso a la Junta Directiva nunca existió.” Concluyó Wilson Arias luego de estudiar el caso.

“En pocas palabras, lo que la gerencia de Emcali firmó en su momento con LEVEL 3 no fue lo que se le presentó a la Junta Directiva. Invito al alcalde Guerrero y al exgerente Pardo a que asuman su responsabilidad en este caso y le pido a la Fiscalía General de la Nación que adjunte este nuevo hecho a una investigación formal”, subrayó el dirigente del Polo Democrático.

Más Inconsistencias:

Como si esto fuera poco, Pardo le omitió a la Junta Directiva un análisis técnico presentado en el 2014 por el señor Marc Eichmann, presidente de UNE, para Emcali a propósito de esta cuestionada “Alianza Público Privada”. Dicho estudio argumenta la gravedad de la situación, niega los falsos cálculos favorables para Emcali, explica las inminentes pérdidas y desnuda el tipo de contratación efectuado, definido por Carlos Alberto Caicedo, de la Junta Directiva, como “contrario a los intereses de Emcali”. El estudio de Eichmann concluye que el mercado estaba saturado y que LEVEL 3 llevaba tiempo buscando socios estratégicos que no había podido encontrar hasta que apareció la oferta de Emcali. Dicho documento estuvo en las manos de Óscar Pardo pero decidió omitirlo a la Junta Directiva para vender una idea totalmente contraria que presentaba a LEVEL 3 como un aliado estratégico cuando en realidad es un competidor.
Otros documentos dan cuenta de más irregularidades en esta contratación, como el valor que Emcali pagará por el acceso al cable, estimado en 24 dólares Mega Byte por mes. Según un reciente análisis ese mismo servicio se puede conseguir en 15 dólares.

El contrato con LEVEL 3 le cuesta a Emcali 21.8 millones de dólares, es decir, unos 55 mil millones de pesos.

Según estos datos el proyecto no le daría ningún retorno a Emcali y le significaría cuantiosas pérdidas.

Finalmente otro análisis demuestra que Emcali se embarcó en la construcción de los backhaul aéreo y terrestre exigidos por LEVEL 3 cuando ya existía uno construido por la firma INTERNEXA de las mismas características exigidas en el contrato, lo cual disminuiría drásticamente los costos además del riesgo que se presenta actualmente con las comunidades que impiden la construcción de los mismos. Esta inconsistencia representa un incremento en costos de más de un millón de dólares. Los backhaul representan toda la infraestructura de comunicaciones para interconectar los servidores y computadores de Emcali con el núcleo del cable submarino.

Todos estos interrogantes y conceptos fueron expuestos en la pasada Junta Directiva de Emcali, el día 22 de junio. Un día después se presenta la renuncia de Marín Zafra quien expone tangencialmente el proyecto del cable submarino como una inconsistencia pero además menciona el tema del alumbrado público –hoy en puja con el Grupo Empresarial del Valle– , el servicio de aseo y la intención de vender un área estratégica de comunicaciones a Carlos Slim, competencia directa de Emcali.

Desde mi campaña a la Alcaldía de Cali, seguiré denunciando todos los intentos de lacerar nuestro mayor patrimonio, las Empresas Públicas Municipales, que deben ser el motor de desarrollo, empleo, progreso e inclusión social y no el fortín político de unos cuantos para beneficiar los grandes negocios del sector privado.

Finalmente Arias se declaró profundamente preocupado por la situación de las Empresas Municipales de Cali, que ya ajustan tres gerentes luego del fin de la intervención por parte del Gobierno Nacional y pidió al alcalde Rodrigo Guerrero que adelante las gestiones para que se declare el desequilibrio económico del convenio en esta particular “alianza” público privada.

Ver Carta Carlos Alberto Caicedo (Junta Directiva de EMCALI)

Audio:

Santiago de Cali. 30 de junio de 2015.

WILSON ARIAS
Candidato a la Alcaldía de Cali
Polo Democrático Alternativo.